sábado, 20 de diciembre de 2014

Monitoreo muestra el maltrato de la TV a los discapacitados

El 64,8 por ciento de las representaciones de la discapacidad en la televisión subrayan características individuales en lugar de borrar las barreras que impiden su inclusión social, reveló un informe realizado por el Observatorio de la Discriminación sobre cinco canales abiertos

El informe Monitoreo de las discapacidades en la televisión abordó las formas de producción y el tratamiento del tema en los contenidos de los cinco canales de televisión abierta y contó con el asesoramiento del Consejo Nacional de las Mujeres (CNM) y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).
El sondeo considera los reclamos de las personas con discapacidad que en los últimos años, en distintas instancias, plantearon sentirse poco representadas por los medios de comunicación, cargadas de estereotipos y caracterizadas frecuentemente a través de un modelo paternalista.
Esta invisibilización fue contrastada con los datos obtenidos de acuerdo con el Censo 2010 que estableció que en Argentina existen 5.114.190 personas con discapacidad sobre una población de 40.117.096, o sea, 12,7 por ciento del total. Pero más allá de la poca visibilidad, preocupa que se reproduzcan estereotipos que poco tienen que ver con la visión social que sostiene la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ni con los nuevos paradigmas de derechos humanos, dice el informe.
La visualización se llevó a cabo entre el 10 de marzo y el 11 de abril de este año con la observación de una semana, de lunes a viernes, de los cinco canales de aire (América TV, TV Pública, Canal 9, Telefe y El 13) con su programación completa entre las 8 y las 24, lo que dio un total de 400 horas visualizadas de programas de ficción, noticieros, avances de programas y publicidades, entre otros géneros. En esas horas, aparecieron mensajes o contenidos sobre discapacidad en 176 oportunidades.
En general se comprobó que la mayoría de los canales incurren en una mala utilización del lenguaje y en una alta invisibilización del tema, que es una forma importante de discriminar, y se cae en el error de ridiculizar o mostrar la discapacidad de una persona en lugar de una persona con discapacidad.
Confirma también la doble discriminación que sufren las mujeres. Analizando el género de quienes aparecen en los mensajes, se observa que los varones aparecen en un 52,2 por ciento de los casos, mientras que las mujeres discapacitadas en un 25,6.
El informe concluye que los viejos paradigmas se alternan con los nuevos, estando todos vigentes en los discursos sociales y que en un 64,8 por ciento los contenidos responden a los modelos de la prescindencia y médico, posiciones que ‘subrayan características individuales en desmedro de borrar las barreras que impiden su inclusión social‘.
Respecto de la accesibilidad, el documento mostró que desde 2010 las emisoras estudiadas adoptaron progresivamente distintos sistemas: cuatro disponen de la herramienta de subtitulado oculto en la totalidad de las horas de transmisión diaria (7, 9, 11 y 13), mientras que Canal 2 América se encuentra lejos de alcanzar lo estipulado por la normativa, al trasmitir un promedio de seis horas diarias.
Además, el informe concluyó que la participación de personas con discapacidad en los programas se presenta en un 53,8 por ciento mediante la caracterización de personajes en tramas ficcionales, mientras que en formatos de no ficción reúne solo un 37,5 por ciento.
Los programas que se incluyen dentro de esos formatos reflejan un tratamiento de tono paternalista y de gran carga emotiva, centrándose en el esfuerzo y logro individual más que apelando a soluciones estructurales.
“Es importante que medios de comunicación, actores de la sociedad civil y Estado trabajen juntos en estos temas”, dijo Pablo Roma, director de Políticas contra la Discriminación del Inadi.
Roma consideró que la invisibilización de estas personas en los medios tiene que ver con una sociedad con determinados parámetros de normalidad.
“Los medios construyen una mirada de la sociedad, de determinado orden social; hay que trabajar en la inclusión con pleno goce de derechos y ampliar esa mirada, por lo que todavía queda mucho por debatir”, afirmó.
A favor, señaló “que hay interés en cambiar, que la mayor parte de las veces se trata del puro desconocimiento por eso confío en que datos como éste puedan servir para tratar de cambiar la realidad comunicacional”. Además de monitorear, la investigación finaliza con algunas recomendaciones para los canales de televisión.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Martín Becerra: “Argentina Digital no es a medida de Telefónica, aunque por supuesto no la molesta”

El especialista Martín Becerra analizó la sanción de la ley que apunta a regular las telecomunicaciones. Además, criticó al AFSCA por la adecuación de Telefe y Canal 9
Por: Enrique de la Calle
Se aprobó la ley Argentina Digital, después de muchas modificaciones al texto original. ¿Cuál es su visión sobre la versión final?
Es una ley que intenta regular un tema que es importante regular como es la convergencia entre telecomunicaciones, conexiones a internet y sector audiovisual. Sin embargo, la forma en que la ley resuelve la convergencia es insuficiente, no es representantiva del discurso de mayor inclusión y mayor regulación de la actividad.

¿A pesar de los cambios que se hicieron?
Los cambios mejoraron el texto inicial, que era muy impreciso, muy pobre, tenía solamente buenas intenciones. El proyecto dejaba todo en manos de una autoridad de aplicación que tampoco se definía con claridad. Eso fue muy modificado y yo estoy de acuerdo. Pero creo que son insuficientes.

¿Por qué?
La ley habilita a las telefónicas a dar televisión por cable: la forma en que eso se va a realizar va a depender mucho del compromiso de la autoridad de aplicación, sea de este Gobierno o del que venga. Por otro lado, la protección de actores medianos o pequeños también depende de cómo comprenda la ley la autoridad de aplicación, que tiene enormes facultades. También tiene que definir qué entiende por posición significativa del mercado, etc. Por eso digo que la ley es incompleta, imprecisa. Tendría que ser más específica, porque es una norma que regula aspectos muy importantes de la vida cotidiana de la gente, como quedó demostrado ayer cuando se cortó durante horas el servicio de Claro.

Tengo la impresión, por cómo fue la cobertura que hizo Telefe del tratamiento de la ley, que Telefónica tampoco estuvo muy entusiasmada con el proyecto. ¿Fue pose o hay algún aspecto que va en contra de sus intereses?
Tengo la misma duda que vos. Estoy de acuerdo con tu impresión. No sé, la verdad, si es o no una estrategia de marketing para evitar que la ley se presente como a medida de Telefónica. Dejame decirte algo: no creo que la ley sea estrictamente a medida de Telefónica, aunque por supuesto no la molesta. Pero por ejemplo sí le impide dar servicio de televisión digital que era algo muy sencillo de hacer para Telefónica si quería hacerlo. Haciendo especulaciones uno podría decir que es más una ley a la medida de Fintech que de Telefónica. Fintech pertenece a David Martínez, es socio minoritario en Cablevisión y se está insertando en el capital accionario de Telecom Argentina. A menos, por supuesto, que la autoridad de aplicación tenga una posición de regulación muy fuerte en el campo de las telecomunicaciones. Eso no ha pasado en los últimos 50 años.

¿Y en relación a Clarín?
En tanto que permite a las telefónicas ingresar en la televisión por cable, lo perjudica. Sin embargo, hay una lectura que dice que Clarín no sale tan mal parado con la ley. Creo que es una lectura correcta, posible. En este sentido: tanto la ley audiovisual como Argentina Digital, son ambiguas en torno a la definición de licencia. Argentina Digital habla de licencia nacional, la ley de Medios de licencias locales (Gran Buenos Aires, Rosario, etc). En esta visión un poco forzada del asunto, Clarín podría toparse con una buena noticia pensando en lo que tiene que vender. Esto me lleva a una lectura más política del asunto: la ley Argentina Digital, en su concepción, es muy distinta a la ley audiovisual. La ley de Medios era clara en relación a la concentración mediática como problema. Argentina Digital no denuncia la concentración, cuando en el marco de las telecomunicaciones es un gran problema al que la ley no le da mucha relevancia.

Le propongo una lectura, un poco rebuscada, a ver cuál es su opinión. Tengo la impresión que el Gobierno entiende que ya venció a Clarín en términos simbólicos y políticos. Instaló socialmente el problema de la concentración mediática, tuvo un fenomenal éxito con el fallo de la Corte Suprema, etc. Ahora, en términos prácticos la situación está más empantanada. Entonces, esta ley viene a ordenar a los actores vigentes, a Clarín, Telefónica y Fintech, al que sube al ring. Es como si el Gobierno dijera: con la ley de Medios te gané simbólica y políticamente, con Argentina Digital busco ordenar las cosas en términos económicos. ¿Qué le parece ese razonamiento?
Es una lectura legítima. Siguiendo tu razonamiento haría una primera observación que tiene que ver con si el Gobierno le ganó o no la batalla cultural a Clarín. Está claro que Clarín sale muy herido de esta situación, no tanto en términos patrimoniales como simbólicos, en su imagen y credibilidad. Ahora, el directorio de AFSCA acaba de aprobar los planes de Telefe / Telefónica, PRISA / Continental y acaba de validar la situación de testaferrismo en Canal 9. En ese sentido el propio Gobierno se está cargando la ley de Medios. Esas aprobaciones violentan a la ley audiovisual, van a contramano de lo que dice la ley. En serio, no estoy chicaneando. Creo que la ley de Medios tiene aspectos muy valiosos, pero no puedo quedar callado ante la adecuación de Telefe / Telefónica.  Eso debe ser criticado, con suma claridad.

Leí un análisis que daba el ejemplo de México y lo contraponía con el de Argentina. Decía que allá se estaba avanzando en la efectiva desconcentración del sistema de telecomunicaciones a partir de una ley consensuada con los empresarios. Es decir, decía el analista, que sin “batalla cultural” se estaban logrando avances más concretos. ¿Coincide con esa visión?
No, no, para nada. No es cierto que se esté avanzando en una efectiva desconcentración. Tanto México, Argentina, Ecuador y Venezuela, para citar casos diferentes de países que han implementado leyes para desconcentrar el sistema (más pro-mercado o anti-mercado), no han logrado un modelo efectivo para avanzar en ese punto. Tal vez lo logren mañana, no lo sé. Hasta hoy la concentración en telecomunicaciones y medios en esos países sigue siendo la misma que antes de sancionar sus leyes. En el caso de México, la implementación de la ley por parte del Gobierno de Peña Nieto es muy ventajosa para los empresarios.

¿Carlos Slim, dueño de Telmex, no está desinvirtiendo?
Sí, pero no (risas). Está desinvirtiendo un porcentaje menor en el campo de las telecomunicaciones para que se le permita ingresar en el mercado audiovisual. Está resignando un poco (y hay que ver si lo hace) en un rubro donde tiene el 80 % del mercado para poder tener lugar en los medios.

Usted decía que las leyes no lograron desconcentrar los sistemas de telecomunicaciones y medios en los países donde se aplicaron. Miro el vaso medio lleno: ¿permitieron que la concentración no aumentara, considerando que son mercados que tienden a eso?
Lo de México es muy reciente para analizarlo. En el caso argentino, no puedo afirmar eso, no tengo elementos para decir algo así.

¿No era una posibilidad cierta que Clarín fuera por Telecom?
Sí, pero termina yendo Fintech, que es un socio suyo en Cablevisión.

Claro: donde podía haber solo dos actores, como Clarín y Telefónica, ahora hay tres. Y a eso se podría agregar la presencia de DirectTV en televisión digital y de otros empresarios de Medios, como Cristóbal López
En el caso de López, reemplaza a Daniel Hadad, no hay nuevo ahí. No hubo ingreso de nuevos actores. Lo único que se hizo fue detener, si se quiere, a Clarín, que ha sido el único objetivo explícito, concreto, que tuvo la ley audiovisual. Por su parte, hay un elemento para ver si aumentó la concentración en, por ejemplo, el mercado de televisión paga, sea cable o satélite. Hoy está más concentrado que en 2009. Entre Clarín y DirecTV se llevan el 70 % del mercado. Es un indicador, puede haber otros.
Fuente: Agencia Paco Urondo

Revocaron el sobreseimiento de Abal Medina en una causa por un spot de Fútbol para Todos

La Cámara Federal porteña revocó el sobreseimiento a favor del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina en una causa en la que fue denunciado por el Grupo Clarín por “hostigamiento” a partir de un spot publicitario difundido en el programa Fútbol Para Todos en septiembre de 2012
La propaganda cuestionada anunciaba la entrada en vigencia de la Ley de Medios en términos que autoridades del Grupo Clarín consideraron agraviantes.
Además consideraron que hubo desvío de fondos, un delito previsto para cuando los funcionarios que “dieren a los caudales o efectos que administraren una aplicación diferente de aquella a que estuvieran destinados”.
El juez Sebastián Casanello había desestimado la denuncia por considerar que la transmisión del spot no causó perjuicio al erario dado que la Jefatura de Gabinete es titular de los derechos de transmisión de los partidos organizados por la AFA
Pero la sala segunda de la Cámara Federal replicó que “la instrucción muestra” estaba “en estado incipiente” y no había “esclarecido todas las aristas relevantes de los acontecimientos”, por lo que consideró prematura la decisión de abandonar la pesquisa y ordenó una serie de medidas de investigación “para corroborar o descartar las hipótesis planteadas”.

Fuente: Agencia DyN

La otra cara del relato: "todo está como antes de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual"

Se desprende de una nota del Diario de La Pampa "Radios FM comerciales de General Pico: dos años después, AFSCA declara el “fracaso” del concurso"

Los concursos se hicieron en 2012 (foto) y en algunos casos su definición sigue demorada. En Santa Rosa no se otorgó ninguna radio comercial bajo los requisitos de la nueva ley. Tampoco funcionan emisoras legales sin fines de lucro. En ese sentido, no hay ningún cambio desde la sanción de la nueva “Ley de Medios”.
El directorio de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) declaró esta semana “fracasado” un concurso que se había convocado hace nada menos que 2 años, para el otorgamiento de radios comerciales de frecuencia modulada en General Pico.
La decisión se tomó en la reunión mensual que hace el Directorio, donde sigue pendiente de tratamiento el caso de las emisoras -tanto comerciales como sin fines de lucro- que fueron concursadas en Santa Rosa.
Las actas del organismo nacional no explican las razones de la medida, que aparece como más curiosa a partir de la cantidad de tiempo que pasó desde el momento en que se hizo la convocatoria. “Declárese fracasado el concurso referido”, se limita a explicar el organismo nacional. De todos modos, según confirmaron a El Diario algunos de los propios participantes, se les había anticipado la posibilidad del "fracaso", ya que todos los involucrados presentaron sus ofertas con serias deficiencias administrativas y sin cumplir algunos requisitos básicos.
En agosto del año 2012, y con la promesa oficial de resolver la situación antes del fin de ese año, AFSCA había concursado radios en varias localidades de la provincia. En el caso de General Pico, se concursaron 6 FM comerciales y 4 sin fines de lucro.
Pasaron más de 2 años sin que se resolvieran las propuestas. La misma situación ocurre en Santa Rosa, tanto para el concurso de radios comerciales (se convocó uno solo) como para el caso de las FM sin fines de lucro (también se hizo solo uno, pese a que el compromiso es que un tercio del dial lo ocupen propuestas del llamado “tercer sector”).
El concurso en Pico que se declaró “fracasado” para las FM comerciales está originado en la Resolución 698-AFSCA/12, que es la misma que se utilizó para otras convocatorias, incluyendo las de la capital provincial.
En el caso de Pico, se concursaron las siguientes frecuencias con fines de lucro: 89.3, 90.3, 90.7, 91.5, 91.9 y 99,1. Sin fines de lucro: 88.1, 92.7, 96.7 y 102.3.
Ofertaron por las FM con fines de lucro Héctor Daniel Viola, María Mónica Barbara Muñoz Cardinale, Juan Andrés González, Héctor Alfredo Mariani, Tripous SRL, Martín Horacio Balsa, Blanca Josefa Maldonado, Osvaldo Rubén Ramos, Juan Manuel Lavín, Andrea Alejandra López y Juan Pablo Patterer.

Santa Rosa, como antes de la Ley
Así como se resolvió con demora la situación de las FM comerciales de Pico, el notable retardo para la definición del otorgamiento de frecuencias tiene especial importancia en Santa Rosa.
En algunas otras localidades de la provincia se tomaron decisiones que permitieron una nueva convocatoria a concursos. En el caso de la capital provincial, la situación es la misma que antes de la Ley de Medios: no hay ninguna frecuencia adjudicada por concurso y no hay ninguna radio que haya sido puesta en manos de organizaciones no gubernamentales.
Por la frecuencia 97.9 -FM comercial- participaron en el concurso Juan Pablo Patterer, ARG SRL, Sebastián Domínguez, Carolina Elizabeth Córdoba, Rubén Marino Passo Bravo, Javier Eduardo Barzola y Juan Andrés González.
También se concursó una frecuencia (106.1) sin fines de lucro. En los concursos que se hicieron en el año 2012, sólo hubo interés por radios de ese tipo en Santa Rosa, en General Pico y en Victorica.
En el caso de la capital provincial, hicieron propuestas la Asociación de Servicios de Comunicación Audiovisual de la República Argentina (ASCARA) (una entidad que apareció en licitaciones de radios de FM en otros lugares del país. No se hicieron visibles referentes locales); la Asociación Civil “El Ágora” (actualmente está a cargo de www.radiokermes.com, integrada por trabajadores de prensa, operadores de justicia, docentes); la Iglesia Biblia Abierta Misión Sudamericana (un sector religioso que ya tendría una emisora funcionando en la ciudad. Se presentó como referente César Albornoz, de Santa Rosa); la Cooperativa de Provisión de Servicios Audiovisuales Trabajadores de Luz y Fuerza y Prensa Limitada (tiene el manejo de Radio La Tosca, que actualmente funciona en el 95.1 del dial); la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (UTELPa) y la Federación de Mutualidades de la provincia de La Pampa (una asociación gremial cuyas caras visibles son dirigentes del Centro de Empleados de Comercio).
Desde la puesta en vigencia de la “Ley de Medios”, las autoridades insistieron reiteradamente en que en los concursos se tendrá en cuenta, especialmente, la propuesta comunicacional y la cantidad y calidad de producción genuina.
Fuente: El Diario de La Pampa

Quizás también le interese: