martes, 8 de noviembre de 2011

De la TV Utopia a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Por: María Zacco
La experiencia de un canal comunitario que funcionaba en la ciudad de Buenos Aires en los años noventa y sufrió denuncias por partes de grupos multimedia y allanamientos, es abordada por el documental "TV Utopía", que se exhibe en la Competencia Argentina del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.
La película argentina, de Sebastián Deus, quien trabajó como camarógrafo en ese canal entre 1996 y 1998, retrata la frescura del trabajo artesanal, así como las vicisitudes de no formar parte de la grilla oficial de medios, situación que se modificó en 2009, tras la sanción de la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en Argentina. "Los materiales que guardo en VHS de T.V Utopía, que transmitía desde un departamento en el barrio de Caballito, daban cuenta de una Argentina muy distinta a la de hoy: son momentos capturados por un canal que no dependía de grupos económicos ni políticos", dijo Deus en diálogo con ANSA.
Sin saberlo, esos materiales que no fueron sometidos a censura conforman un retrato crudo de los momentos en que el sistema de Convertibilidad Cambiaria comenzó a mostrar sus fisuras. Una protesta de jubilados que pedía el incremento de sus haberes; una de las tantas "marchas de los jueves" de las Madres de Plaza de Mayo en las que exigían "juicio y castigo" para los militares; grupos musicales callejeros y el ayuno de los docentes que reclamaban un aumento del presupuesto nacional para la educación, instalados a fines de los noventa en la famosa "Carpa Blanca" frente al Congreso de la Nación, son parte del archivo que Deus rescató de casualidad cuando decidió limpiar el sótano de su casa. Más de cien personas, entre periodistas y técnicos, pasaron por el Canal 4 durante diez años, hasta que dejó de funcionar en 1999, un año después de la muerte de su creador.
"Cuando Fabián murió, trabajamos durante seis meses más y tras el último allanamiento, decidimos terminar con aquella experiencia", relató el director. Las imágenes de las transmisiones caseras, en directo, muestran momentos tan entrañables como desopilantes. Se puede apreciar el empeño de cada conductor que se sentaba frente a la cámara en un improvisado escritorio, para hablar de política, de cine, de música o de los problemas de los vecinos. También, se registran interrupciones de niños o de llamadas telefónicas para algún compañero del canal, que deja por un instante la pantalla en blanco mientras se escucha la voz lejana del conductor que avisa: "Gabriel, teléfono!".
Aquellos viejos VHS motivaron a Deus a ir a Caballito a buscar a los músicos, comerciantes y vecinos que participaron de aquella utopía cuyo horizonte era la libre expresión y la gratuidad del servicio.
Cuando el antiguo camarógrafo de Canal 4 decidió comenzar a hacer la película se debatía en Argentina la nueva Ley de Medios que, dijo, "terminó formando parte del documental".
Registró con su cámara los acalorados debates en la Cámara de Diputados y siguió la votación que culminó con 44 votos a favor y dieron lugar a la sanción de la Ley Nro 26.522 que contempla la creación de canales comunitarios.
Fuente: Agencia ANSA

2 comentarios:

  1. Felicidades! Debe ser una excelente película, ojalá se estrene en Buenos Aires y también se pueda ver en otros países del mundo, aunque debe ser raro ver este tipo de películas subtituladas, seguramente quien lo haga sabrá captar el espíritu de la misma.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo también opino que debe ser una película muy buena e interesante. Saben dónde la puedo conseguir para verla?? Lamentablemente durante el festival me encontraba trabajando para una cadena de hoteles 4 estrellas en argentina! Gracias

    ResponderEliminar

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: