lunes, 14 de noviembre de 2011

Gran Bretaña inaugura la comisión que investigará la ética de la prensa

La comisión independiente sobre las prácticas y la ética de la prensa británica creada a raíz del escándalo de las escuchas telefónicas ilegales en el desaparecido semanario News of the World fue inaugurada oficialmente este lunes en Londres por el juez Brian Leveson
Brian Leveson, quien inauguró la comisión sobre las prácticas de la prensa británica
Foto: AFP - Sean Dempsey
Cuatro meses después de su creación en la estela del cierre del popular dominical sensacionalista, el juez Leveson lanzó las audiencias de la primera parte de su investigación, que se centrará en "la cultura, las prácticas y la ética de la prensa" británica, en los Reales Tribunales de Justicia.
El presidente de la comisión insistió en su discurso inaugural, citando a Platón, que la tarea del panel podía resumirse en una sencilla pregunta: "¿Quién vigila a los guardianes?", o quién se encarga de controlar a la prensa que vela por la libertad y por la democracia.
"Considero plenamente la libertad de expresión y la libertad de prensa fundamentales para nuestra democracia. Pero esa libertad debe ser ejercida con los derechos de los demás en mente", declaró Levison en su discurso. El juez también lanzó una advertencia a los periódicos al anunciarles que la comisión vigilará su cobertura en los próximos meses para evitar la publicación de artículos voluntariamente negativos sobre eventuales personas que declaren ante la comisión.
"No tengo absolutamente ningún deseo de reprimir la libertad de expresión, pero anticipo que se llevará a cabo una vigilancia de la cobertura de prensa en los meses venideros", afirmó. Los primeros testigos, entre el medio centenar que podrían comparecer ante la comisión, deberían ser llamados a declarar a partir de la próxima semana.
La comisión fue creada en julio pasado por el primer ministro británico David Cameron para llegar al fondo del escándalo de las escuchas, tras el cierre del News of the World debido a la ola de indignación provocada por la revelación de que intervino el teléfono de una adolescente desaparecido que posteriormente fue hallada muerta.
La investigación, que debería publicar sus conclusiones en un plazo de 12 meses, se centrará más particularmente en este escándalo en la segunda parte, diferida para no interferir en la investigación policial sobre el semanario acusado de haber 'pinchado' los teléfonos de por lo menos 5.800 personas desde 2000 con el objetivo de conseguir exclusivas.
Fuente: Agencia EFE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: