jueves, 16 de agosto de 2012

Cablevisión reduce en u$s 100 millones su plan de negocios para este año

Si bien no vio afectada la calidad del servicio, el embate del Gobierno y las casi 50 causas judiciales que enfrenta no le permiten completar la estrategia comercial planificada
Por: Andrés Sanguinetti
Las inversiones de Cablevisión no pudieron escapar a la embestida política que lleva adelante el Gobierno contra el principal operador de TV por cable del país y contra sus propietarios, el Grupo Clarín.
La batalla por la Ley de Medios, los permanentes intentos oficiales por desguazar la compañía, el enfrentamiento con el grupo Vila-Manzano, y hasta las variables macro como el freno a las importaciones y la imposibilidad de distribuir dividendos son los ingredientes de una fórmula que llevó a la sociedad a reducir su plan de negocios.
En Cablevisión admiten que a fines de este año se habrán invertido u$s 100 millones menos que los u$s 330 millones comprometidos para 2012. Es decir, un 28% menos de lo presupuestado, por las presiones políticas kirchneristas y no por decisión propia. Fuentes de la empresa confirmaron a El Cronista que el marco de conflicto que la rodea afecta el cumplimiento de sus objetivos, aunque aclararon que no sucede lo mismo con la calidad de los servicios.
Agregaron que siguen lanzando nuevos productos. Incluso, anticiparon que en octubre llegará el VOD (video on demand), mediante el cual sus abonados podrán acceder a una librería de 3.000 títulos de películas. También que se incrementará la grilla de canales de HD a 30.
“Estamos apretados por una doble Nelson”, grafican en Cablevisión. “La primera Nelson es la Argentina y sus restricciones a todo. Y la segunda Nelson es la coyuntura de Cablevisión”, añadieron. Esta especie de pinza de dos cabezas es la que, según sus ejecutivos, les impide el desembolso total del dinero destinado para este año.
Igual comenzaron con las reuniones para establecer un nuevo cronograma de inversiones para los próximos cuatro años, aunque aun no hay cifras.
De todos modos, descuentan que los tiempos políticos que vendrán serán conflictos como los actuales. Saben que la avanzada K, como la evidenciada durante esta semana, no se detendrá. Ni siquiera por los reveses judiciales que sufren las medidas tomadas por el Gobierno con el objetivo de reducir a la operadora que hoy tiene 3,5 millones de clientes a una mínima expresión.
“Vamos a sufrir más actos como los de esta semana”, pronostican los ejecutivos de Cablevisión. Y saben que continuarán viviendo en tensión permanente, al entender que el kirchnerismo “seguirá interpretando las leyes en base a la conveniencia del Gobierno”.
En el caso Vila-Manzano y el fallo del juez mendocino Walter Bento que busca la intervención y el desguace de Cablevisión, creen que será la Corte Suprema el ámbito donde se terminará de resolver el conflicto. Y lo más probable es que las otras 50 causas que enfrenta la operadora también las terminen de dilucidar los miembros del máximo tribunal de Justicia del país.
También aseguran que el próximo 7 de diciembre no deberán iniciar el proceso de desinversión, tal como se publicita desde el Gobierno, que habla de esa fecha como la del inicio en serio de la Ley de Medios.
En Cablevisión piensan lo contrario. Aseguran que nada cambiará después de ese día ya que los caminos judiciales en contra de los artículos más polémicos de la legislación aprobada en 2009 tendrán aun varios kilómetros más para recorrer. “Por suerte, hay reservorios institucionales que no son permeables al apriete o a la corrupción”, destacan en la sede de la compañía, que por estos días fue escenario de una masiva movilización de su personal en defensa de sus puestos de trabajo y en contra del juez mendocino.
“Gracias a esas medidas judiciales y al esfuerzo de nuestros trabajadores podemos seguir operando y dando servicio”, pronostican optimistas.
Fuente: Diario El Cronista

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: