jueves, 16 de agosto de 2012

Ecuador concede asilo diplomático a Julian Assange

En su argumentación, Ecuador consideró que si Assange "es reducido a prisión preventiva en Suecia se iniciará una cadena de sucesos que impedirían evitar una "extradición" a un tercer país como Estados Unidos
Simpatizantes de Julian Assange muestran su apoyo al fundador de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres (Reino Unido). Foto: EFE
El Gobierno de Ecuador anunció este jueves que concede el asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, Julian Assange. El canciller Ricardo Patiño explicó que la decisión se produce tras haber realizado una "justa y objetiva" valoración de la situación expuesta por el periodista australiano y de los aspectos jurídicos del caso.
Dijo que la resolución se sustenta en el derecho internacional y que tras casi dos meses de "diálogo al más alto nivel" con los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Suecia, Ecuador tiene "serios indicios" de la posibilidad de "retaliaciones" contra Assange, "que pueden poner en riesgo su integridad, seguridad e incluso su vida".
"Atendiendo a sus propios dichos y argumentaciones, (Ecuador) hace suyos los temores del recurrente, y asume que existen indicios que permiten presumir que puede haber persecución política, o podría producirse tal persecución si no se toman las medidas oportunas y necesarias para evitarla", puntualizó Patiño al leer hoy una declaración en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Quito.
En su argumentación, Ecuador consideró que si Assange "es reducido a prisión preventiva en Suecia se iniciará una cadena de sucesos que impedirían evitar una "extradición" a un tercer país como Estados Unidos.
También expresó que el Gobierno del Ecuador tiene la certeza de que el Gobierno británico sabrá valorar la justicia y rectitud de la posición ecuatoriana, y en consonancia con estos argumentos, "confía en que el Reino Unido ofrecerá lo antes posible las garantías o el salvoconducto necesarios y pertinentes a la situación del asilado".
Además, explicó que confía en "mantener inalterables los excelentes lazos de amistad y respeto mutuo que unen al Ecuador y al Reino Unido y a sus respectivos pueblos".
La decisión ecuatoriana ha sido comunicada hoy al encargado de negocios de Reino Unido en Quito, por parte del vicecanciller, Marco Albuja.
En la primera parte de su exposición, Patiño sin embargo ratificó la posición de rechazo del Gobierno ecuatoriano frente a la amenaza "explícita" hecha el miércoles por Reino Unido, de que podría asaltar la Embajada de Ecuador en Londres si no se entregaba a Assange.
Ante las preguntas de los periodistas, el canciller Patiño informó que las reuniones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para adoptar una posición regional ante la amenaza británica se producirían los próximos sábado y domingo, respectivamente, en Ecuador.
Además, dijo que conversó vía telefónica con José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien le indicó que convocará a una Asamblea Extraordinaria de cancilleres. Dicha reunión se produjo esta tarde.
Mientras tanto, la presencia policial frente a la Embajada ecuatoriana en la capital británica ha sido reforzada, con una decena de policías visibles. Allí tres activistas fueron detenidos más temprano, según informaron las agencias internacionales.
Un puñado de manifestantes favorables al periodista australiano pasó la noche frente a a esa misión, alertados por la denuncia de que las fuerzas de seguridad británicas podrían invadir el lugar.
Los exteriores de la Embajada de Reino Unido en Quito también se encuentra bajo resguardo policial desde las 05:00, según confirmó un agente de la Policía. Anoche se registraron protestas en el sitio.
Assange se refugió en la embajada ecuatoriana el 19 de junio, tras haber agotado todos los recursos legales para evitar ser extraditado a Suecia, que lo requiere por supuestos delitos de agresión sexual que él niega haber cometido.
El fundador de Wikileaks está en la mira de Estados Unidos desde que ese sitio divulgó entre 2009 y 2010 más de 250.000 cables diplomáticos de Washington y documentos sobre las guerras en Irak y Afganistán.
La madre de Julian Assange, Christine, dijo ayer en Sídney estar "furiosa" por la amenaza británica de sacar a la fuerza a su hijo de la Embajada, denunciando una subordinación de Londres a EE.UU., y pidió a la ministra de Justicia australiana, Nicola Roxon, que protestara ante esa eventualidad.

Christine Assange agradece a Ecuador por dar asilo a su hijo
En una entrevista con la Australian Associated Press desde su casa de Brisbane, la madre del fundador de WikiLeaks dijo: "No creo que nadie a nivel internacional pueda decir que esto no fue una decisión bien considerada"
La madre de Julian Assange dio este jueves las gracias al Gobierno de Ecuador por conceder asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, pero sigue inquieta por la suerte de su hijo, según la prensa local.
En una entrevista con la Australian Associated Press desde su casa de Brisbane, Christine Assange dijo: "No creo que nadie a nivel internacional pueda decir que esto no fue una decisión bien considerada".
"Estoy sumamente impresionada por el presidente de Ecuador y por sus ministros, que son gente educada, ética y filosófica (...) y que investigaron realmente y con honestidad las reivindicaciones de mi hijo", añadió.
Julian Assange, de 41 años, está refugiado en la Embajada ecuatoriana de Londres desde el 19 de junio, después de que una corte británica ordenara que podía ser extraditado a Suecia para responder de acusaciones de "violación" y "agresión sexual" que él niega firmemente.
El Gobierno británico señaló no obstante que "cumplirá con la obligación de extraditar" a Assange.
El fundador de Wikileaks teme que Suecia no sea más que una etapa antes de un traslado a Estados Unidos para responder por eventuales acusaciones de espionaje, tras la publicación en 2010 de cientos de miles de cables diplomáticos y documentos de Washington sobre las guerras de Irak y Afganistán.
Christine Assange, que viajó el mes pasado a Quito para reunirse con el presidente ecuatoriano Rafael Correa, dijo no obstante que sigue inquieta por la amenaza del gobierno británico de entrar en la embajada del país sudamericano para capturar a su hijo y extraditarlo a Suecia.
"Lo que el gobierno británico está proponiendo es una desgracia absoluta, y seguro que él (Julian) está ocupado pensando qué hacer a partir de este momento", agregó.

Reino Unido lamenta la decisión de Ecuador y afirma que no dará salvoconducto
"No otorgaremos un salvoconducto a Assange para que salga del Reino Unido, no hay ninguna base legal que nos obligue a ello", apuntó el titular de Relaciones Exteriores de ese país
William Hague, secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, ratificó este jueves la postura británica de llevar adelante el proceso de extradición de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, a Suecia, donde se le reclama por presuntos delitos sexuales.
"No otorgaremos un salvoconducto a Assange para que salga del Reino Unido, no hay ninguna base legal que nos obligue a ello", apuntó Hague al referirse a la concesión del asilo diplomático al periodista australiano por parte de Ecuador.
"La inmunidad existe para permitir que las embajadas lleven a cabo funciones diplomáticas adecuadas y dar refugio a supuestos delincuentes no es una de ellas y tampoco impedir el proceso legal en un país", sostuvo el representande de la diplomacia británica en rueda de prensa.
Asimismo, Hague descartó que las autoridades británicas fueran a irrumpir en la delegación ecuatoriana, donde Assange se refugia desde el 19 de junio pasado, pese a que anteriormente Londres amenazó con aplicar el Acta de Premisas Consulares y Diplomáticas de 1987, que revoca el estatus diplomático de una embajada, decisión protestada por Quito.
"No hemos hecho amenazas. De momento trabajamos en conjunto con las autoridades ecuatorianas y lo haremos de manera amigable, de modo que cualquier acción que tomemos esté en concordancia con la ley internacional", indicó el titular de Relaciones Exteriores.
Cuando le preguntaron si esta situación podría durar meses e incluso años, Hague respondió: "es posible" y llegó incluso a referirse a la posibilidad de un período de tiempo "considerable". Luego agregó que no había un "límite de tiempo" para resolver el problema.
El Canciller destacó que el caso "no estaba vinculado a las actividades de Assange a Wikileaks", sino al caso sueco. "No hay un acuerdo con Estados Unidos", insistió.
"Los británicos tienen la obligación de extraditarlo hacia Suecia", "nuestro asociado cercano en tantas áreas, y una democracia amiga en Europa", afirmó.
Para esta tarde Rodolfo Sanz, secretario ejecutivo de la ALBA, dará una rueda de prensa en Quito sobre el caso y ante el llamado de las autoridades ecuatorianas a una reunión del organismo que se produciría el fin de semana.
Mientras tanto, activistas y simpatizantes del periodista australiano se manifestaban a favor de Assange frente a la representación diplomática suramericana en Londres.

Baltasar Garzón: Reino Unido debe dar salvoconducto a Assange
El jurista español, quien lidera la defensa del fundador de WikiLeaks, dijo que de lo contrario acudirán a instancias internacionales
El ex juez Baltasar Garzón, quien lidera el equipo de defensa de Julian Assange y WikiLeaks, dijo este jueves al diario El País de España, que Reino Unido está obligado a dejar salir del país al periodista australiano, una vez que Ecuador le ha concedido el asilo diplomático.
"Lo que tiene que hacer Reino Unido es aplicar las obligaciones diplomáticas de la Convención del Refugiado y dejarle marchar dándole un salvoconducto. De lo contrario, acudiremos a la Corte Internacional de Justicia", apuntó el jurista español.
Garzón también criticó la actitud del Reino Unido y la amenaza de asaltar la Embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange y extraditarlo a Suecia.
En ese sentido, indicó que el Gobierno británico tiene que cumplir la Convención del Refugiado y respetar "el riesgo que corre una persona víctima de una persecución política".
Según El País, el ex juez de Audiencia Nacional española mantuvo anoche una conversación con el fundador de Wikileaks desde República Dominicana, donde asiste a la posesión del nuevo presidente, Danilo Medina.
"Estaba muy confiado en que le fueran a conceder el asilo, como así ha sido. Le vi muy tranquilo y fuerte de ánimo. Sabe que tiene la razón de su parte", acotó.
Garzón, al igual que Assange, considera que la vida del periodista australiano "corre peligro" y que su entrega al país escandinavo por parte de Reino Unido sea solo una excusa para desde allí llevarlo a Estados Unidos, donde sería juzgado por la información de los cables diplomáticos revelados a través del portal WikiLeaks.

Reacciones internacionales tras concesión de asilo al fundador de WikiLeaks
Uruguay, el Partido Comunista Francés, el Partido Verde de Australia, el cineasta Michael Moore, entre otros, han manifestado su apoyo a Ecuador por la decisión de conceder asilo a Assange
Australia
"Lo que el Gobierno ecuatoriano ha hecho es ofrecer a Julian Assange la protección que el Gobierno australiano no le ha dado", señaló en conferencia de prensa el senador Scott Ludlam, portavoz del Partido Verde en la Cámara Alta.
Según Ludlam, la declaración de Ecuador es de forma "inequívoca y detallada" condenatoria para Australia.
Añadió que "subraya que las razones por las que el señor Assange ha dado este paso radical en primer lugar y se ha echado con buen resultado a pedir el favor de las autoridades ecuatorianas, se deben a que no ha confiado en la buena voluntad de su país o en su habilidad para defender sus derechos legales".
Según el senador del Partido Verde, tras el anuncio del Gobierno ecuatoriano, el Reino Unido debe retirar a la policía de los alrededores de la Embajada de Ecuador y garantizar el libre paso de Assange en un vehículo diplomático hasta el aeropuerto de Heathrow.
Más temprano, en una comparecencia en el Senado, el ministro australiano de Asuntos Exteriores, Bob Carr, puntualizó que "ningún australiano ha recibido mayor atención que Assange en un espacio de tiempo similar, en término de representaciones consulares".
Francia
El Partido Comunista Francés (PCF) trasladó su "plena solidaridad" a Ecuador, después de que el Gobierno de ese país concediera asilo político al fundador de WikiLeaks.
A través de un comunicado, el PCF criticó la "amenaza" del Gobierno británico de "retirar el estatuto diplomático a la Embajada de Ecuador" y detener por la fuerza a Assange.
"Esa preocupante amenaza se traduce en un desprecio sorprendente de las autoridades de Londres hacia el derecho internacional", por los principios que deberían "guiar las relaciones internacionales y, en particular, por la soberanía ecuatoriana", agregó.
Rechazó lo que considera la "actitud arrogante e inaceptable de Gran Bretaña" que "obedece a las exigencias de Estados Unidos, cuyos aspectos más preocupantes y condenables de su política internacional y de sus prácticas hegemónicas se han puesto de manifiesto, precisamente, a través de WikiLeaks.
Reporteros Sin Fronteras
La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) expresó hoy su satisfacción por la decisión. En un comunicado manifiestó que "toma nota" de la decisión del Gobierno ecuatoriano y afirma que "siempre ha considerado que una extradición de Assange a Suecia no podría ser legítima salvo con la estricta condición de no dar lugar a una extradición final a Estados Unidos".
Según RSF, Assange correría el riesgo de ser condenado a cadena perpetua o a pena de muerte en EE.UU., pues "los medios desplegados por las autoridades de Washington para acorralar a los colaboradores de WikiLeaks y recuperar sus datos, no hacen más que alimentar esos miedos", declaró el secretario general de la organización, Christophe Deloire.
RSF defiende el "evidente interés informativo del trabajo" que desarrolla WikiLeaks y que ha revelado "gravísimas violaciones de los derechos humanos cometidas con el aval de Estados Unidos en nombre de la 'guerra contra el terrorismo'", concluyó el comunicado.
Uruguay
El canciller uruguayo, Luis Almagro, expresó que espera que Gran Bretaña respete el asilo diplomático concedido por Ecuador al australiano Julian Assange.
"Esperamos que el Reino Unido respete el asilo, que respete la Convención de Viena de relaciones diplomáticas, que se garanticen los privilegios, inviolabilidades e inmunidades de la Embajada de Ecuador", dijo Almagro a periodistas.
Subrayó que "la decisión de Ecuador no es prematura, se han tomado su tiempo para analizar la cuestión y la han fundamentado conforme a derecho".
"Para nosotros así (conforme a derecho) deben ser las medidas que deba adoptar el Reino Unido y esperamos que no se tome ninguna medida que afecte definitivamente a la institución de asilo, tan importante para las relaciones internacionales y para el trabajo en general diplomático y político a nivel internacional", añadió.
El canciller indicó que mantuvo un encuentro en la mañana del miércoles con el embajador de Ecuador en Uruguay y el miércoles por la noche lo llamó su par peruano Rafael Roncagliolo, presidente protémpore de Unasur, para explicarle "los próximos pasos de Unasur al respecto".
Michael Moore
El cineasta estadounidense aplaudió la decisión de Ecuador de concederle asilo a Assange y urgió a los londinenses a manifestarse ante la Embajada.
"Amigos de Londres, por favor vayan a la Embajada de Ecuador ahora a protestar por el plan de gobierno de arrestar a Assange", escribió en su cuenta en Twitter el realizador de Farenheit 9/11 y Sicko, entre otros filmes.
El cineasta informó también que los activistas del movimiento de protesta Occupy Wall Street están llamando a la gente a dirigirse al consulado británico en Nueva York para oponerse a la amenaza británica de entrar en la embajada de Ecuador.
Según el documentalista, "defendió siempre a Assange, por considerarlo un pionero de la libertad de expresión, del gobierno independiente y de la revolución digital del periodismo".
Moore, reconocido por su postura progresista y su visión crítica hacia la globalización, se unió a las decenas de artistas e intelectuales estadounidenses que solicitaron al presidente de Ecuador, Rafael Correa, asilo político al portavoz de WikiLeaks.
A la relación de esas personalidades que enviaron la misiva al mandatario ecuatoriano en junio último se sumaron, entre otros, los cineastas Danny Glover, Oliver Stone y la escritora Naomi Wolf.
Fuente: El Telégrafo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: