domingo, 20 de diciembre de 2015

Edita Noticias: Caos en la TV Pública

¿De qué lado estás? Anarquía editorial y kirchnerismo remanente. La salida de “6,7,8” y los proyectos de Cristóbal López que ya negocia con Lombardi
Por: Daniela Bianco dbianco@perfil.com @daniellebbianco
Es un cambio histórico”. “Es el comienzo de una nueva etapa en la vida política del país y de cada uno de los argentinos”. Créase o no, estas eran algunas de las frases que los periodistas y cronistas del noticiero de la TV Pública utilizaron el jueves 10 para definir la asunción a presidente de Mauricio Macri. Algo nunca antes pensado para el canal que durante los 12 años del kirchnerismo funcionó como plataforma para reproducir propaganda y discurso K.

Pero no todo es color de rosa, amarillo y violeta (los de los globos de Cambiemos) en el canal del Estado, porque a pesar de la llegada de Macri al poder, y de la renuncia de Tristán Bauer a la presidencia de Radio y Televisión Argentina (RTA), los soldados de Cristina siguen firmes en lo que supo ser un gran bastión de la administración nacional. Los empleados denuncian presiones y maltratos por parte de los directivos. Y el clima del 7 está más caliente que nunca.

“La gente le pedía que baile. Hizo los pasos clásicos que venía haciendo en campaña. Gabriela Michetti cantó Gilda, micrófono en mano y todo”, continuaron los periodistas que estaban al aire con el relato de la asunción en el noticiero del mediodía. Durante la jornada en que el nuevo Presidente llegó al poder parecía que el cambio había llegado incluso al canal del Estado. Se vislumbraba un discurso más edulcorado. Una de las perlitas fue sin dudas cuando al repasar los títulos de los diarios Clarín y La Nación, los calificaron como "medios nacionales" y no “medios hegemónicos” como solían hacerlo 24 horas antes.

Pero la alegría del momento histórico no duró demasiado en el canal. La gala en el teatro Colón sería el antecedente de todos los conflictos que se desatarían en la TV Pública por el desembarco macrista. “No hables con Lopérfido. No metas a los sushi boys”, gritaba un productor a una cronista través de la cucaracha.

Salir en vivo desde el Colón fue una misión imposible. Tal como detallan empleados del canal, ninguno de los técnicos mandaba al aire a la cronista. Mientras tanto, aparecía en pantalla Hebe de Bonafini desenfrenada desde Plaza de Mayo al grito de “Macri es el enemigo”.

A pesar de la renuncia de Tristán Bauer, la bajada de línea a favor del kirchnerismo y en contra de Macri sigue estando más presente que nunca.

Tal es así que días atrás, mientras el Presidente anunciaba el fin de las retenciones a la exportación industrial en la Unión Industrial Argentina, el mismo director Ejecutivo de la TV Pública, Martín Bonavetti, llamó al canal para pedir que lo levantaran.

Pese a la militancia K explicita en pantalla, muchos empleados del canal celebraron el triunfo de Macri. Pero son los que entre pasillos se quejan de que el cambio todavía no los alcanza. “Están más agresivos que nunca”, se quejan de las autoridades que resisten en sus puestos.

Otro de los claros ejemplos de la hostilidad remanente se vio a partir de la noticia del decreto que designaba a los juristas Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz como nuevos miembros de la Corte Suprema de Justicia. Al momento de definir los entrevistados que darían sus puntos de vista sobre el tema en el noticiero, la producción decidió hablar con quienes únicamente se mostraban en contra de la decisión del Presidente. “Esto está desequilibrado. Hay que buscar a alguien que tenga otra opinión”, se quejó un periodista. “No tenemos tiempo. Dejalo así. Y si no, buscalo vos”, le respondieron. A pesar de que el periodista consiguió ese testimonio, en Visión 7 del martes 15, decidieron no incluirlo.
Todo tiene un final, Todo termina
Así como el kirchnerismo intenta hacerle frente a la llegada de Macri desde los pasillos del canal del Estado, su tanque de propaganda, “6,7,8”, es el último bastión de resistencia. Aunque tiene los días contados. Y no por decisión de Mauricio Macri, quien había dicho que en su Gobierno no iba a haber “ni 6,7,8, ni 8,7, 6”. Ni de Hernán Lombardi, que había definido al ciclo como agresivo. Sino, de su mismo creador, Diego Gvirtz, y de Cristóbal López, actual y flamante dueño del 81% de la productora Pensado Para Televisión (PPT). Es que el ciclo de tevé tiene contrato hasta el 31 de diciembre, y la productora decidió no renovar los contratos a sus panelistas, tal como confirmaron a Noticias fuentes allegadas a PPT. El programa tampoco seguiría en otro canal de aire ni en la señal C5N, también de López.

Varias habían sido las especulaciones y rumores estos días en torno a la posibilidad de que el programa ultrakirchnerista “6,7,8” sería sacado del aire una vez que Macri asumiera como Presidente.

Por eso, desde el martes 9, los periodistas del ciclo, Jorge Dorio, Cynthia García, Orlando Barone, Nora Veiras, y Dante Palma, comenzaron una suerte de campaña para que no se termine. "Ante la posibilidad de que “6,7.8” sea censurado tanto en la televisión pública o en las licencias públicas otorgadas a privados, informamos que en dicho caso se buscará la manera de seguir saliendo al aire por los medios que fuese posible, en principio volvemos el jueves a las 21", leyó Dorio antes de la asunción de Macri.

Aunque, finalmente, el programa volvió a la pantalla el viernes 11, ya que el canal decidió transmitir la final de la Copa Sudamericana y el partido de hockey entre Las Leonas y Holanda. Y siguió firme en el tenor de sus ciclos, mostrando a un Mauricio Macri desorientado con el bastón presidencial en el balcón de La Casa Rosada.

El domingo 13, con Víctor Hugo Morales como invitado, intentaron mandar un mensaje a Hernán Lombardi sobre el significado del fin de ciclo del tanque K: "Lombardi va a cometer el error de su vida, que lo va a acompañar para siempre, si termina con “6,7,8”. Porque va a ser una necesidad”, deslizó el uruguayo.

Lo cierto es que hoy el periodístico militante continúa con sus informes lapidarios contra Macri. Incluso la noche del martes 15, luego de conocerse la noticia de la designación de dos jueces de la Corte Suprema de Justicia por medio de un decreto.

“Nunca visto en la historia democrática: Macri designó por decreto dos jueces para la Corte”, rezaba uno de los zócalos en pantalla. Durante los cortes, los comentarios de los panelistas eran de un tenor aún mayor.

“Tenía razón, Mirtha Legrand, estamos en una dictadura”, se la escuchó decir entre risas a García. Pero como dice la frase, quien ríe último, ríe mejor. Y Cristóbal López, a pesar del fin de ciclo, puede seguir sonriendo tranquilamente. Porque los negocios para uno de los zares de los medios, están recién empezando a surgir. Allegados a López confirmaron a este medio que Lombardi estaría en conversaciones con Ideas del Sur para producir otros productos para el canal del Estado.

Sin herederos a la vista. Luego de la renuncia del presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer, el mismo jueves que Mauricio Macri asumía como Presidente, el trono de la TV Pública, continúa sin cabeza. Y el futuro del canal es totalmente incierto. Es que si bien Hernán Lombardi asumió en su lugar como presidente de RTA, aún no ha puesto en marcha ninguna directiva. Ni siquiera pisó el canal que, al cierre de esta edición, sigue sin director.

El 10 de diciembre, Bauer había manifestado su salida de la sociedad del Estado a través de una extensa carta, donde afirmaba entre otras cosas que “soy hombre de construcción y creo que dada la decisión del futuro gobierno de incumplir con la ley y entrar en un proceso de destitución de mi persona -que solo serviría para hacer daño al sistema de medios- y entrar en un debate de idas y vueltas sin conclusiones certeras, he decidido presentarle mi renuncia a la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner (...)”. Lo cierto es que su renuncia fue presentada oficialmente el martes 15, tal como afirmó Hernán Lombardi. “Recién renunció Tristán Bauer. Falta la renuncia del segundo. En lo formal, todavía no hemos entrado. Hay conversaciones respetuosas, dicen en off, pero no entramos a RTA". La segunda renuncia a la que hace mención Lombardi es la del director Ejecutivo del canal Martín Bonavetti. Y al parecer, en la semana del 14 de diciembre, éste último habría estado nervioso tras la aparición de cuatro interventores del nuevo Gobierno, que habrían ido al canal para empezar a evaluar el panorama.

Mientras tanto, comenzaron a sonar algunos posibles nombres para conducir el canal estatal. Pero el que generó más ruido fue sin dudas el de Nacho Viale, el nieto de la conductora Mirtha Legrand. Si bien Mirtha podría estar lamentando el rechazo de la oferta por parte de su nieto, es cierto que quien desembarque en el canal del Estado deberá enfrentarse a un panorama complejo.

Desde los contratos millonarios de algunos programas, los problemas de infraestructura, el trabajo en negro, y las múltiples contrataciones de personal por designación política que continuaron hasta los últimos días de Bauer, según denuncian trabajadores del canal.

Desde el sector más kirchnerista de la TV Pública dicen que Macri le habría dado RTA a Lombardi por “venganza a su apoyo a Gabriela Michetti en las pasadas elecciones a jefe de Gobierno”. Una hipótesis extrema y afiebrada. Pero que abona la idea de que el canal estatal está al rojo vivo.

Nacho Viale. Que sí, que no
A pesar de que el nuevo presidente de Radio y Televisión Argentina, Hernán Lombardi, lo tildó de un simple rumor, el productor y nieto de Mirtha Legrad, Ignacio Viale, habría sido tentado en dos oportunidades para asumir el flamante cargo de director de la Televisión Pública, que quedaría vacante una vez que Martín Bonavetti renuncie al cargo. Incluso, quién también lo habría tentado para ocupar ese cargo fue el mismísimo presidente, Mauricio Macri. Viale habría declinado la oferta por el nivel de conflictividad que ese puesto significa en este contexto político. Además de que aparentemente no le interesaría en este momento de su vida. Desde su cuenta de Twitter, el joven se encargó de dejarlo bien en claro: "Valoro y agradezco que hayan pensado en mí, pero hoy no es el momento. Apoyaré la gestión que llegue para hacer el mejor canal para todos", escribió el joven productor en la red social.
Fuente: Revista Noticias

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: