domingo, 24 de abril de 2016

Proclama de Marcos Peña sobre los ejes de su política comunicacional

El jefe de Gabinete Marcos Peña publicó hoy en su cuenta de Facebook un largo texto sobre la estrategia comunicacional del Gobierno. Con esto intenta defenderse de los cuestionamientos que recibió, entre otros de Elisa Carrió:
Me parecía bueno aclarar algunas cosas sobre el tema de la comunicación de nuestro gobierno. Sabemos que hay distintas opiniones, si comunicamos bien o mal, mucho o poco, si le damos importancia o no. Y siento que nada es mejor que contarles directamente como lo vemos.

Creemos en una lógica comunicacional distinta al gobierno anterior. Dijimos durante muchos años que el abuso de la publicidad oficial, las cadenas nacionales, los medios paraestatales, la agresión a periodistas y medios de comunicación no eran compatibles con un estado democrático, pluralista y defensor de la libertad de expresión. Por eso en estos cuatro meses desarmamos todo ese aparato y terminamos con la guerra con el periodismo.

Creemos que la comunicación del siglo XXI cambió en muchos sentidos. El más importante es que dejó de ser una comunicación vertical entre quien emite el mensaje y quien lo recibe, para transformarse en una relación horizontal. Por eso buscamos conversar, no gritar ni imponer. Por eso evitamos los monólogos invitando constantemente al diálogo.

Creemos que son centrales los medios de comunicación independientes para el buen funcionamiento de una democracia. Funcionan de espacio de intercambio de ideas, dan visibilidad a los temas, controlan a los que gobernamos, construyen cultura. Por eso hacemos conferencias de prensa periódicas, damos reportajes en los medios locales, nacionales e internacionales, conversamos permanentemente con los periodistas y generamos contenidos para los medios.

Creemos también que las redes sociales, las herramientas de comunicación directa como el teléfono, el email, el contacto mano a mano, son excelentes para poder abrir otras instancias de vínculo directo con los ciudadanos, para poder llegarle con un mensaje más específico y también para escucharlos y así generar una verdadera conversación.

Creemos en el valor de la palabra, del pensamiento, de las ideas. Creemos en el valor de la verdad y la realidad. Por eso buscamos explicar todo lo que hacemos, todo aquello en lo que creemos. La palabra da sentido, pero sobre todo lo hace cuando se basa en la verdad. No creemos que sea nuestro rol construir un relato épico. Ya sabemos como nos va como país cuando se hace eso desde el estado.

Creemos que la búsqueda de unidad es más fuerte que la búsqueda del conflicto permanente. Si bien el conflicto genera más ruido y en estos 12 años nos hemos acostumbrado a que todo parece ser una pelea de suma cero entre posturas irreconciliables, sabemos que ese camino no nos lleva a ninguna parte. No vamos a reducir la brecha entre lo que somos y lo que podríamos ser como país si no trabajamos para unir a los argentinos. El tema es que después de muchos años de guerra dialéctica la paz parece imposible. Pero ya hemos demostrado que lo imposible se puede hacer posible si nos lo proponemos.

Creemos centralmente en las personas, en los argentinos. En vos. No te subestimamos. No subestimamos a la gente. No creemos que sea tan fácil engañarlos o mentirles. Sabemos que la mayor parte de los argentinos entiende que recibimos un país con enormes problemas. Y que confían que todas las decisiones que estamos tomando son para que los argentinos vivan mejor. Hay quienes creen que esta visión es ingenua o que subestima los riesgos de que muchos nos ataquen y que nosotros no nos defendemos. Pero hacerlo sería seguir en una lógica basada en el conflicto, cuando justamente creemos en una nueva dinámica basada en buscar la unión.

Juntos hemos hecho mucho en 4 meses y medio de gobierno, pero lo más importante que hicimos fue cuidar la confianza y la esperanza de un mejor futuro. Conversando con la verdad. Juntos vamos a estar mejor. Mucho mejor.

En Perfil, la Directora del Ente Nacional de Comunicaciones, Silvana Giudici, también opinó sobre la comunicación del gobierno:
Frase repetida
Comienza a instalarse una frase repetida. El Gobierno no comunica bien. Lo que aparece como una crítica corre riesgo de confundirse con cierta crisis de desapego que parece sufrir buena parte de la política, acostumbrada al discurso ametrallador y a su repetición permanente.

Es interesante realizar una breve comparación para analizar la política comunicacional del nuevo gobierno. Venimos de un tiempo donde la señora presidenta no toleraba la mínima crítica y desplegaba leyes restrictivas para condicionar la línea editorial de los medios. Venimos de una década en la que los medios públicos se utilizaban para perseguir periodistas y dirigentes opositores y en la que los miles de millones de pesos otorgados en concepto de pauta oficial cimentaban el camino hacia la hegemonía mediática del oficialismo.

Por suerte, la omnipresencia presidencial a través del abuso de la cadena nacional es cosa del pasado. Como parte del cambio, el presidente Macri ha decidido reservarlas sólo para los actos protocolares, desterrando definitivamente la cadena presidencial perpetua de la agenda pública.

La pauta oficial ya no se utiliza para transmitir cortos de producción millonaria a favor de la imagen épica y sobredimensionada del matrimonio Kirchner o para cuestionar a fiscales, periodistas, dirigentes opositores y todo aquel que opine distinto. Tampoco existen más locutores militantes que, en el relato de un gol, nos insuflen propaganda falangista a favor de la presidenta o sus candidatos.

En estos contrastes debemos encontrar la respuesta. La política comunicacional del nuevo gobierno cambia para adecuarse a los principios democráticos, revitalizando el ejercicio pleno de la libertad de expresión y con garantías para la pluralidad y el espacio para el disenso.

Es buena noticia que se recorten los recursos destinados a pauta del jefe de Gabinete, pauta de Anses y Fútbol para Todos a fin de redestinarse a cubrir las múltiples prioridades sociales. Es buena noticia la existencia de medios públicos plurales donde todos los sectores políticos tengan espacio para expresarse. Es buena noticia que el Presidente haya enviado un proyecto de ley al Congreso para garantizar el acceso a la información pública a todos los ciudadanos y que las pautas de asignación de la publicidad oficial estén siendo debatidas con todas las organizaciones periodísticas.

En definitiva, la política comunicacional del Gobierno es inédita para la Argentina de la última década. En vez de un patriarcado oficial sobre lo que se dice o se opina en los medios, hoy se reinstala el libre albedrío. La relación prensa-gobierno vuelve a los carriles institucionales y el Presidente no se ufana por controlar cada renglón de la prensa escrita o cada segundo del prime time sino que elige la vía mucho más democrática de las conferencias de prensa y los diálogos con periodistas.

Como quedó establecido en la CIDH el último 8 de abril, nuestro gobierno ha dado enormes pasos para eliminar el clima de confrontación con el periodismo y restablecer el ejercicio pleno de la libertad de expresión. La modificación de la Ley de Medios y la creación del Enacom como organismo de aplicación de un nuevo marco jurídico que favorezca la convergencia en materia de telecomunicaciones y radiodifusión complementa la agenda en defensa de uno de los derechos más importantes de cada ciudadano, la libertad para decir, opinar y recibir información por la fuente que prefiera sin tutelaje ni presiones de ninguna especie.

"El Gobierno no se comunica, más bien se diferencia del kirchnerismo"
Sostuvo Héctor Chaskielberg, Presidente de la Asociación Argentina de Coaching ontológico en diálogo con Pablo Duggan en Duggan Bien Temprano por  'AM 950 Belgrano'

El coaching político, explicó que "el anterior gobierno le impide al actual encontrar su propia forma y estilo de comunicación".

"Lo que se viene dando en los distintos gobiernos es la desmesura de los cambios y mostrarse diferente a gobierno anteriores", manifestó.

En tanto, sostuvo: "Cuando escuchás a funcionarios macristas, apelan a un exceso de comunicación del gobierno anterior pero corren el riesgo de no comunicar nada o hacerlo de forma mezquina".

"El anterior gobierno le impide al actual encontrar su propia forma y estilo de comunicación", subrayó el coach político.

A su vez, remarcó: "(Marcos) Peña al hablar de conversación no la está instalando, sino que marca la pauta de que su publicación en Facebook es reactiva respecto de las declaraciones que hacen otros, de Carrió y la editorial del domingo en el diario La Nación. No muestra una variedad de recursos comunicacionales".

"Es muy importante brindar información que marque una pauta y un camino a seguir. El macrismo queda pegado a un modelo anterior y en ese despegar se pierde riqueza, pareciera que el nuevo modelo es solo la conversación".

"Es importante que el gobierno encuentre un equilibrio y no quede pegado a lo que dice no querer hacer y lo que puede ser y no está trabajando", concluyó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: