domingo, 18 de septiembre de 2016

Edita TelAm: Los noticieros de la televisión popular, una rebelión contra el sentido común

Las experiencias de la televisión popular que están presentes en señales abiertas, digitales, en el cable e internet: en todos los casos ponen en entredicho la idea de noticia, fundada en un estado del sentido común, y la función del comunicador
"Nuestro objetivo es aportar a la disputa del sentido común imperante para sumar a la construcción de un nuevo sentido. La estrategia principalmente tiene que ver con el lugar desde donde nos paramos para contar lo que sucede -lo cual nos lleva inevitablemente a cambiar la preguntas y, por lo tanto, las respuestas", explica Lucía Maccagno, comunicadora social e integrante del colectivo de dirección de Barricada TV, el canal 5 de Almagro que transmite desde la fábrica recuperada IMPA.

"Nuestra agenda está regida por la información", enfatiza Antonella Benedetti, del canal Antena Negra.

Los canales se encuentran en diferentes estatus legales. Pares TV emite en el canal 19 de la TV y espera su habilitación definitiva. Antena Negra sale por el canal 20 de la TDA y soporta un juicio por una denuncia de la empresa Prosegur aunque la Justicia ya determinó que esa firma ocupa irregularmente esa porción del espectro.

Barricada TV es el primer canal sin fines de lucro -junto a Urbana TV, de la Villa 31- en ganar una licencia legal en la Ciudad de Buenos Aires. Emite por el canal 33 que, sin embargo, es interferido por El Trece (Clarín), que debe mudarse a la frecuencia 35.

Sobre esta forma alternativa de construir y presentar la noticia, TelAm dialogó con los protagonistas de las principales experiencias:

Un informe realizado por la Defensoría del Público sobre los noticieros de la TV abierta indica que su agenda está conformada primordialmente por hechos policiales. ¿En qué se diferencia su noticiero de esa línea editorial predominante?
Lucía Maccagno (Barricada TV):
Nuestra agenda busca hacer foco principalmente en la lucha que dan los sectores del campo popular, en la pelea cotidiana que sostiene la clase trabajadora y en la autogestión. Hacemos comunicación partiendo desde estos intereses.
Nuestro objetivo es aportar a la construcción de un nuevo sentido común, que esté al servicio de la transformación de la sociedad. La estrategia principalmente tiene que ver con el lugar desde donde nos paramos. Detrás de un trabajador que corta una calle o toma una fábrica, hay una lucha, derechos vulnerados, un patrón que los estafó, un conflicto que sucede porque las negociaciones previas fracasaron o los reclamos no fueron escuchados. Un punto de partida distinto te lleva a construir un discurso diferente.

Antonella Benedetti (Antena Negra TV): Nuestra agenda está regida por la contrainformación. Desde allí es que las temáticas presentes son las relacionadas a pueblos originarios, problemática ambiental, antirrepresivo (gatillo fácil, sistema penitenciario), género, entre otras. La agenda se construye priorizando los conflictos y las construcciones alternativas del mundo.

LM: De todos modos, la cuestión de la inseguridad que señalás no es una cuestión ignorada en nuestra agenda, porque la inseguridad no sólo afecta a las clases sociales acomodadas. Ahí tenés una primera disputa que tiene que ver con la construcción de sentido que existe alrededor de lo que se entiende por "inseguridad", para la cual los medios comerciales aportan mucho. Nuevamente aquí, lo que diferencia nuestro noticiero es la manera en que cubrimos: buscamos hacerlo abordando en profundidad, indagando las causas, ubicando el hecho en su contexto y encarándolo desde su complejidad. De esta forma nos alejamos de las coberturas de la televisión hegemónica que suelen hacerse desde la espectacularización y terminan estigmatizando a los más pobres.

Diego Gusmerini (Pares TV): En nuestro caso hemos tomado la decisión de no correr detrás de la noticia, por una simple razón: con cinco personas, que son las que hacen el noticiero, no llegamos a la primicia. Ponemos el acento en la profundidad del tratamiento de los temas que ponemos al aire. La otra parte que nos ocupa es la situación social de la periferia de Luján.Tratamos de hacer televisión para los vecinos.

Los noticieros de la TV comercial y pública tienen una estructura organizacional interna con una relación jerárquica. ¿De qué manera se procesa y se discute la agenda informativa en sus casos?
DG:
Acá todos somos socios y cada uno posee cualidades especificas, pero lo cierto es que, salvo la conducción, todos podemos hacer todo dentro del proceso.

LM: No existe una relación jerárquica o verticalista. Acá no hay patrones, no hay empleados ni estrellas.

AB: Igual que el resto de la organización general del canal, la construcción del noticiero pretende ser colectiva, participativa y
horizontal.

¿En qué medida el noticiero expresa necesidades locales del barrio o la ciudad?
AB: Según nuestro entendimiento, un canal comunitario es un canal de comunidades especificas (trabajadores, estudiantes, militantes) dispersos por la ciudad.

LM: Aunque contamos con corresponsalías, la mayor parte de lo que cubrimos son sucesos que ocurren en el barrio en el que estamos ubicados y en la Ciudad, ya que es nuestro ámbito directo de influencia. La agenda está completamente determinada por esa participación, que además es de doble vía, porque desde el canal también participamos de los eventos y actividades que se realizan en la comunidad.

DG: Intentamos ocuparnos de la calle en mal estado que ocasiona el accidente o de la situación social que llevo a una persona a delinquir. Para ese intercambio es decisivo.

En formato estético del noticiero tradicional es bastante rígido, ¿De qué manera la alternatividad en relación a los contenidos alcanza a discutir las formulaciones estéticas ya sedimentadas?
DG: La estética de nuestro noticiero es similar a la de los canales grandes: pantalla de led, TV led y mesa de diseño para la presentación de los contenidos. Al menos hasta ahora, la prioridad es formar parte de la grilla de TDA sin desentonar en imagen y sonido con los canales vecinos.

AB: Es difícil porque las formas estéticas nos condicionan: los espectadores no van a aceptar cualquier cosa. Además, hay impedimentos técnicos. Si bien mantenemos la estructura general de un conductor o conductora detrás de un escritorio que nos referencia a todos con la idea de noticiero, hay una propuesta visual bastante diferente a la "textura digital y moderna" que tienen los noticieros en general, desde la escenografía y la presentación del programa, usando la pintura y el stop motion convocando a la estética de la calle, la pintada, lo artesanal, etc., y ciertos mensajes que son claves y necesitan ser entendidos y no ambiguos, como "la comunicación no es mercancía".

LM: Hay una reflexión constante sobre cómo construir nuevas formas de contar que rompan con las fórmulas tradicionales pero sin provocar un extrañamiento o alejamiento en las audiencias. Las fuentes y la perspectiva desde la que encaramos las coberturas, además de la selección de hechos que para Barricada TV son noticiables y que no son parte de la agenda de la televisión tradicional, muestran por dónde entendemos que va la subversión de esos formatos sedimentados. El mismo hecho de que vecinos que se acercan al canal puedan disponer de la pantalla y contar con el espacio para tener, por ejemplo, una columna sobre algún tema que no es abordado por los medios comerciales también es una manera de transgredir los formatos establecidos en los que sólo unos pocos tienen la palabra autorizada.
Fuente: TelAm

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: