miércoles, 14 de septiembre de 2016

Telecomunicaciones: el Gobierno impulsa una nueva ley para triplicar inversiones

Para las autoridades, el sector debe mejorar en todos los aspectos de la mano de una legislación que impulse la libre competencia e incentive la llegada de más capitales
Por: Andrés Sanguinetti
A juzgar por el propio diagnóstico oficial, el sector de las telecomunicaciones es ineficiente, no es democrático, atrasa, no atrae inversiones, tiene los precios más caros de la región, un marco regulatorio que no incentiva la competencia y la peor calidad de servicio. El negativo escenario fue planteado ayer durante el panel organizado en el Foro de Inversión y Negocios de Argentina dedicado precisamente a las telecomunicaciones y la alta tecnología.

Participaron el ministro de Comunicaciones, Jorge Aguad; Clarisa Estol, secretaria de Promoción de Inversiones de dicho ministerio; Miguel De Godoy, presidente del ENaCom. Y también los empresarios Rodrigo de Loredo, a cargo de Arsat; Germán Vidal, CEO del Grupo Telecom; Alex Oxenford, creador de OLX; y Phil Wallace, dueño de Virgin Mobile. Fue el propio ministro Aguad quien avaló la radiografía del sector que elaboró la consultora McKinsey y en la cual también se advirtió sobre ingresos muy bajos; servicios básicos con penetración adecuada pero de muy baja calidad; banda ancha lenta; elevada brecha digital entre las zonas urbanas y las rurales; y leyes antiguas que no favorecieron la competitividad. También se hizo referencia a asignaciones de espectro ineficientes; y entes oficiales débiles, entre otras fallas.

Con este contexto y escenario, Aguad resaltó la "nueva etapa que vive el país, tratando de tener una Argentina normal, que se incorpore al mundo y que garantice la inversión privada". Agregó que el Gobierno "cree que las empresas tienen una función social insoslayable" y que el de las telecomunicaciones es un sector "estratégico para el futuro del país".

El funcionario criticó sin embargo la poca inversión que se dio en los últimos años y que pasó de u$s 11.900 millones en 2012 a u$s 8700 millones el año pasado, "por la falta de regulaciones coherentes". De todos modos, Aguad aseguró que se presenta un panorama alentador para los próximos años y delineó los objetivos que el Gobierno se trazó para mejorar el sector, atraer nuevas inversiones, ofrecer más acceso, incrementar la velocidad de la banda ancha para que pase de los actuales tres mega a 10 mega, además de bajar los precios de los productos.

"Es vital que nos incorporemos a la economía digital porque el Gobierno le da una importancia vital para el desarrollo del país", dijo Aguad para quien este año se volcarán fondos privados por u$s 3000 millones que ya fueron comprometidos por los grandes players. De todos modos, el funcionario anticipó que en 2017 ese monto se duplicará a u$s 6000 millones. Y espera que se tripliquen para cuando se libere el mercado en 2018.

Aguad buscó seducir a los empresarios extranjeros que siguieron su panel anticipando que el Gobierno trabaja en una nueva ley de telecomunicaciones que abrirá totalmente la competencia entre las empresas telefónicas y las operadoras de cable. Pero aclaró que ese marco no regulará las tarifas sino que incentivará la radicación de capitales.

Desde su visión oficial, Miguel De Godoy criticó las subastas de espectro que llevó a cabo el gobierno anterior, aunque aseguró que "ahora habrá reglas de juego claras y un marco regulatorio transparente y plural que generará políticas de neutralidad de las redes, impulsará el empleo y la igualdad de acceso". En tanto, Estol agregó que el Gobierno trabajará en estimular la demanda de servicios avanzados y en acuerdos para bajar los precios "para que todos tengan acceso a la tecnología". A su turno, Vidal, de Telecom, recordó que la compañía tiene comprometidas inversiones por $ 40.000 millones para los próximos tres años. Y dijo que "Telecom vuelve a ser una empresa local, con su foco en Argentina, donde la estrategia la decide el management argentino". También pidió por un marco regulatorio "que incentive la infraestructura".

Por su parte, Oxenford, dijo ser optimista sobre el nuevo entorno de negocios y aseguró que ‘por primera vez en 15 años otra vez el entorno puede volverse favorable gracias a que hay un equipo, que hay un plan con un diagnóstico de situación y que si perdemos el miedo los que decidimos invertir". Del mismo modo, De Loredo dijo que Arsat será un canal de conectividad para todas las zonas del país en sociedad con las empresas privadas que quieran acercarse.

Oscar Aguad con Luis Enríquez de la consultora McKinsey


Fuente: El Cronista

1 comentario:

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: