miércoles, 11 de enero de 2017

Gustavo Prellezo, el asesino que trabajó para el poder

Dentro de 15 días se cumplen los 20 años del brutal asesinato del fotógrafo de la revista Noticias José Luis Cabezas, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores otorgó el beneficio de la libertad condicional al ex policía Gustavo Prellezo quien había sido condenado a cadena perpetua. No es la primera vez que los trabajadores de prensa y de la comunicación se expiden en relación con Prellezo porque durante el cumplimiento de su pena tuvo acceso a todas las morigeraciones y atenuantes que prevé la ley
El rechazo que hoy se expresa desde muchas organizaciones hacia ese goce de libertad condicional, también hace recordar que el organizador del secuestro del reportero gráfico y el autor de los tiros a su cabeza –luego el incendio del auto en el que estaba-, fue justamente Gustavo Prellezo, policía relacionado con Gregorio Ríos, el jefe de la custodia del empresario Alfredo Yabrán, uno de los socios del menemismo. Prellezo fue detenido en abril de 1997 y luego, condenado a la máxima pena que prevé la ley penal argentina en el año 2000.

Antes de obtener el beneficio que hoy conmueve a trabajadores de prensa y a la sociedad toda que recibieron aquel mensaje aleccionador acerca de que no es ni conveniente ni sensato meterse con el poder –el que encarnaba Yabrán-, Gustavo Prellezo había sido beneficiado con prisión domiciliaria por razones de salud y por una hernia de disco. También obtuvo numerosas autorizaciones para egresar de su domicilio, aún privado de libertad, y realizar caminatas en atención a la lesión mencionada. Pero aún más, Prellezo no tuvo los controles que se imponen en otros casos, ni siquiera el de las clásicas pulseras y se puede recordar la fotografía de una de sus caminatas. Así también asistió al cursado de la carrera de Derecho y luego de Escribanía sin control alguno.

Quien fue subcomisario de Pinamar fue beneficiado con extraña celeridad y benevolencia por todas las morigeraciones que establece el sistema penal en el cumplimiento de las condenas.

Y es conocido que reclusos que padecen gravísimas condiciones de salud y enfermedades delicadas no acceden al beneficio de detención domiciliara.
En cambio Prellezo sí. También hay que decir que condenados privados de su libertad en detención domiciliaria son cautelados mediante diversos métodos a fin de asegurar el cumplimiento de la misma. En el caso de Prellezo, no. En su caso, el sistema de justicia confió en su buena conducta y su voluntad de permanecer en su casa por propia voluntad.

Por ello, lo extraño no es que Prellezo pueda cumplir con los requistos legales para acceder a la libertad condicional, sino las insólitas e indudables beneficiosas circunstancias de las condiciones de su detención que precedieron tal decisión judicial.

José Luis Cabezas fue asesinado por informar, por mostrar el rostro del poder económico y mafioso en la Argentina. Tal vez todo el cumplimiento de la condena de Prellezo haya sido ‘cuidada’ porque él sirvió bestial y criminalmente a ese poder, enemigo acérrimo de la libertad de expresión y del derecho a la información
Sindicato de Prensa Rosario

Foto: Franco Trovato FuocoVer anterior: Genera repudio decisión de la justicia que deja en libertad al asesino de José Luis Cabezas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: