sábado, 15 de abril de 2017

Express (ex Cablehogar), presentó un amparo para frenar el desembarco de las telefónicas en televisión

PáginaI12 con la firma de Fernando Krakowiak, imprime "las pymes en jaque por la convergencia". Ocurre que Teledifusora, la cablera, que opera en Rosario, Salta y Santiago del Estero, con la marca Express, se ve amenazada por el próximo desembarco de las telefónicas. También cuestiona la autorización a DirecTV para brindar Internet y se queja porque no puede ofrecer telefonía móvil como hará Cablevisión. Ante este panorama la dueña de la marca Express (ex Cablehogar), presentó un pedido de amparo en la Justicia de Rosario
La empresa Teledifusora S.A., que brinda televisión por cable e internet en Rosario con la marca Express (ex Cablehogar), presentó un pedido de amparo ante un juzgado federal de esa ciudad para tratar de frenar el desembarco de las telefónicas en su área de cobertura como proveedoras de televisión a partir del año próximo. Además, el escrito cuestiona la habilitación que se le otorgó a DirecTV para brindar servicios de internet y la imposibilidad que tienen las pymes para ofrecer telefonía móvil. La cablera, propiedad de los hermanos Marcelo y Gabriel Bandiera, advierte que se están generando las condiciones para que el Grupo Clarín, DirecTV y las telefónicas compitan sin contemplar la situación de las pymes que vienen brindando servicios en el mercado audiovisual desde hace varias décadas.

En la presentación se afirma que el decreto de necesidad y urgencia 267, con el que el presidente Mauricio Macri modificó aspectos centrales de la ley de medios audiovisuales 26.522, habilitó a las telefónicas a dar televisión a partir de enero de 2018, con la posibilidad de extender ese plazo un año más. Ese DNU fue luego ratificado por el Congreso, pero Teledifusora advierte que el dictamen de mayoría de la comisión bicameral de trámite legislativo advertía que las empresas que proveen servicios de cable en el interior del país “merecer protección equitativa a efectos de fomentar la competencia e impedir la concentración que es siempre su rival en la libre economía de mercado”. Ese dictamen recomendaba extender la prohibición para las telcos a cinco años, con posibilidad de un año más.

El gobierno descartó esa recomendación porque además de beneficiar a las pymes iba a ser aprovechada fundamentalmente por el Grupo Clarín, quien en otras ocasiones se ha escudado en reivindicaciones a favor de las pymes para obtener ventajas. Si bien el Grupo Clarín obtuvo varias concesiones, el gobierno consideró que extender la prohibición a las telcos hasta 2021 era imposible de sostener políticamente. No obstante, el artículo 5 del decreto 1340 habilitó su desembarco automático a partir de enero de 2018 solo en el Área Metropolitana de Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Santa Fe. En el resto del país, Movistar (Telefónica), Personal (Telecom) y Claro (América Móvil) deben contar con una autorización del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), el cual, según ese mismo artículo, considerará especialmente proteger a aquellas localidades de menos de 80.000 habitantes donde el servicio sea prestado únicamente por cooperativas o pequeñas y medianas empresas.

Teledifusora también brinda servicio en Salta y Santiago del Estero, pero el problema se plantea en Rosario, donde ya compite con Cablevisión y DirecTV y ahora se sumarán las telcos. Para el regulador es difícil proteger a la firma en esa ciudad sin que el beneficio sea aprovechado al mismo tiempo por la cablera del Grupo Clarín. No obstante, desde la empresa de los hermanos Bandiera remarcan que si ellos brindaran servicio en Mar del Plata, Bahía Blanca o cualquiera de las capitales de provincia, salvo Córdoba, hubiesen quedado protegidos frente a las telcos y en muchas de esas zonas Cablevisión también brinda servicio.

En el caso puntual de DirecTV, habilitada a brindar internet por el artículo 6 del decreto 1340, Teledifusora cuestiona que la firma estadounidense tenía vedada esa posibilidad por la ley de medios audiovisuales 26.522 e incluso por el DNU 267/2015 firmado por el presidente Macri y ratificado por el Congreso. Sin embargo, esa prohibición se terminó derogando por un decreto simple como el 1340.

La cablera de Rosario advierte también que la competencia que viene será muy desigual para ellos, no sólo por los beneficios que les ofrece la economía de escala a las grandes firmas, sino porque tanto las telcos como el Grupo Clarín van a poder ofrecer un combo de promoción que incluya televisión, internet y telefonía, mientras que las pymes no están en condiciones de brindar telefonía móvil porque carecen de espectro radioeléctrico. Para tratar de compensar esta situación ENaCom le otorgó recientemente a Teledifusora una licencia para que pueda brindar telefonía como Operador Móvil Virtual (OMV), pero para eso necesita tener acceso a las redes de las telcos y estas firmas han dejado claro ante el regulador que sólo pondrán a disposición ese acceso cuando el gobierno libere completamente el espectro radioeléctrico que obtuvieron en la licitación de 2015 y que todavía no pueden usar en las grandes ciudades porque continúa estando ocupado por empresas, como el Grupo Pierri, que reclaman una indemnización antes de resignar ese valioso activo.

En el escenario actual, dos competidores de Teledifusora en el mercado de la televisión paga podrán brindar nuevos servicios, ya que Cablevisión ofrecerá telefonía móvil en breve y DirecTV está en condiciones de sumar internet a su oferta de televisión satelital. A su vez, en enero las telefónicas estarán en condiciones de ofrecer televisión. Ese efecto de pinzas dejará a las pymes del sector al borde de la quiebra o serán forzadas a venderle sus redes a los grandes jugadores, en su mayoría extranjeros.
Foto: Sebastián Granata
Fuente: PáginaI12

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Ellas/os aportan... o se quejan...

Otras Señales

Quizás también le interese: